You are here:

En vista de la buena acogida que recibió la arriesgada apuesta pese a sus referencias cruzadas a distintos universos como Marvel o D.C. o las rupturas de la cuarta pared, cabía esperar que la secuela subiera el listón y mostrara a un Ryan Reynolds más irreverente que nunca... pero incluso él tiene sus límites.

 

Ahora que el filme ya ha llegado a las salas de cine, los guionistas Rhett Reese y Paul Wernick han confesado que optaron por eliminar en el último momento una escena que debía emitirse tras los créditos, al considerar que podía herir la sensibilidad incluso de los más estoicos al mostrar a Deadpool viajando al pasado para asesinar a Adolf Hitler en su infancia.

 

"Llegamos incluso a rodarla", explica Paul al portal Uproxx. "El último momento era Deadpool diciendo: '¡Máximo esfuerzo!' antes del golpearle en la garganta. La verdad es que resultaba desagradable".

 

"La probamos frente a una audiencia. Él aparece en una habitación infantil en Alemania, frente a la cuna. Y cuando se inclinaba para ver al bebé, todo el mundo exclamó: 'Oohhhh', ¡y esa no es la reacción que queríamos! Así que acabamos por quitarla", añade Rhett.

 

Antes de tirar la toalla y renunciar a la broma, el equipo trató de suavizarla sustituyendo el asesinato por una de las gamberradas típicas del antihéroe que tampoco funcionaba como esperaron.

 


"Había otra opción en la que miraba a Hitler y decía: 'Vaya, ese es un chico duro'. Y entonces sacaba un rotulador y le dibujaba un bigote", reconoce.

FUENTE:http://caracol.com.co/radio/2018/05/17/entretenimiento/1526591008_653701.html

Back to top

EL CORRILLO DE MAO

Banner

ACERTAR PUBLICIDAD

Banner

Copyright © La Lulada Stereo 2018

joomla templates by Free Joomla Templates & Projektowanie stron Szczecin.